viernes, 11 de noviembre de 2016

MAQUILLAJE: CÓMO USAR LOS CORRECTORES PARA CONSEGUIR UN CUTIS PERFECTO

Hola chicas! Tras unos cuantos posts de compras y novedades, hoy toca algo diferente así que he pensado en hablaros sobre los correctores, esos productos de maquillaje desconocidos para muchas pero que tanto nos ayudan a la hora de corregir y disimular imperfecciones en el rostro. Si aún no sabéis para que sirven ni como usarlos, hoy os lo voy a contar todo. Empezamos!!!
 
¿Rostro perfecto? ¿A quien no le gustaría tener una piel perfecta? Manchas, rojeces, granitos, poros, arrugas, etc, son las típicas imperfecciones que sufrimos la mayoría y que desearíamos ver desaparecer. Actualmente hay muchos tratamientos efectivos que nos ayudan a reducirlas pero su efecto no es inmediato así que si queremos vernos mejor, tenemos que echar mano del maquillaje sí o sí. Pues justo para eso tenemos los correctores. Los hay de muchos tipos y colores, y cada uno tiene su función. A continuación os dejo los secretos para usarlos de forma efectiva:
 
1-ADIÓS A LAS IMPERFECCIONES: El maquillaje corrector nació para disimular los diferentes problemas cutáneos como manchas, ojeras, rojeces, cuperosis, rosácea, etc. si lo utilizamos bien, podemos conseguir un rostro más fresco, natural y sin imperfecciones. El maquillaje corrector consigue mayor cobertura y dura más tiempo que el maquillaje normal porque tiene entre un25% y un 30% más de pigmentos. A eso debemos añadir que su fórmula está diseñada para no provocar el antiestético efecto máscara y extenderse así con facilidad.
-Antes de comenzar a maquillar, es muy importante que limpiemos bien la piel y la hidratemos o la tratemos con una crema adecuada a nuestro problema. Tras aplicar la base preparadora del maquillaje (prebase o primer), que facilita su aplicación y duración a la vez que minimiza las imperfecciones, pasaremos a neutralizar éstas con correctores con color adecuados a cada problema. Una vez acabemos, pasaremos a aplicar la base de maquillaje.
 
2-COLORES SEGÚN LAS NECESIDADES: No es lo mismo disimular una rojez que una ojera o una arruga, es por eso que existen correctores de diferentes colores que nos ayudan a neutralizar estos problemas y hacerlos desaparecer.
¿Para que sirve cada color?
-Verde: Este tipo de corrector se aplica sobre las rojeces y sirve también para disimular granitos, rosácea, cuperosis, cicatrices, etc.
-Amarillo: ¿Tenéis ojeras de color violáceo o azulado? El corrector amarillo será vuestro aliado para hacerlas desaparecer.
-Coral: Si tenéis manchas marrones causadas por la hiperpigmentación, el corrector que os ayudará a eliminarlas visualmente será el coral.
-Beige: Este tono nos ayudará a iluminar las zonas oscuras como las ojeras (siempre que no sean azuladas). Lo ideal es escoger un tono un poco más claro que la piel.
Los correctores con color suelen ser en barra o en formato líquido. Se aplican directamente o con el dedo sobre la zona, con pequeños toques, antes de aplicar la base de maquillaje, y se difuminan con un pincel o con la yema de los dedos, sin arrastrar.
 
3-CÓMO SON Y CÓMO DEBEMOS USARLOS: Los podemos encontrar en diferentes formatos según la extensión o gravedad del problema que queramos corregir.
-En crema: Es muy denso, cubre totalmente las irregularidades, unifica y aporta buen color. Se aplica con esponja mediante toques suaves.
-En barra: Al igual que el anterior, tiene una buena cobertura. Se puede aplicar directamente, en pequeña cantidad para no marcar las líneas, y se difumina con los dedos  o una esponja.
-Fluido: tiene una cobertura ligera, por lo que se suele utilizar en pieles con pocos problemas. Se aplica con esponja o con la yema de los dedos.
-Polvos: compactos o sueltos, en forma de mosaico con varios colores o en un solo tono. No cubren, pero sellan y fijan el maquillaje, disimulan zonas irregulares gracias a sus pigmentos de colores, e iluminan y modelan facciones debido a las partículas reflectantes que contienen.
 
4-PIEL SENSIBLE Y CON IMPERFECCIONES: Por lo general, las pieles con imperfecciones también suelen ser pieles sensibles e intolerantes, reactivas o alérgicas a ciertos cosméticos. Es por este motivo que debemos tener en cuenta algunas cosas antes de elegir el cosmético adecuado.
Los requisitos que debe tener son:
-Hipoalergénico: Esto significa que no produce alergia y que ha sido testado bajo pruebas clínicas.
-No comedogénico: Sus componentes no favorecen la aparición de grasa o granitos.
-Fácil de eliminar: Se puede eliminar con un desmaquillante suave y respetuoso con nuestra piel, así evitamos que se irrite.
-Sin perfume, conservantes ni parabenos: Por lo general son ingredientes que causan intolerancias y alergias.
 
Ahora ya sabéis para que sirven y cómo usarlos. Si andáis un poco perdidas y necesitáis que os aconseje, no dudéis en decírmelo y os ayudaré en todo lo que pueda. Cómo todo en esta vida, saber usar estos productos milagrosos, es cuestión de práctica ya que no tienen mucho misterio. Espero que estos sencillos consejos os hayan servido de ayuda. Intentaré dejaros más cositas interesantes pronto. Gracias por vuestro apoyo y vuestros comentarios. Si os ha gustado, compartid, así ayudaremos amás gente.

Hasta pronto bellezas! Un beso enoooorme!!!!