martes, 10 de enero de 2012

SÉRUMS: UN CONCENTRADO DE BELLEZA

Unas gotas son suficientes para aprovechar sus virtudes y es que los sérums contienen un elixir de la belleza: calman, purifican, reparan, hidratan, alisan, etc. Se trata de la delicatessen de los cosméticos. Los sueros son productos con una alta concentración de activos que actúan como un auténtico bálsamo para la piel, calmándola, reparándola e hidratándola. Un aporte extra para mimarte y cuidarte.
Se les denomina sérums debido a su formulación, que, al principio, se constituía sobre una base acuosa, aunque hoy pueden encontrarse también en forma de emulsión o gel. Se caracterizan por no contener productos grasos, perfumes, ni colorantes y su acción depende de los principios activos que incorporan. Hay sérums seborreguladores, para equilibrar el exceso de grasa de la piel; despigmentantes que aclaran las manchas cutáneas; sérums altamente hidratantes y nutritivos para cutis muy secos o con problemas de pérdida de agua; reafirmantes, de efecto tensor inmediato o a largo plazo; y sérums antienvejecimiento, que alisan las líneas de expresión y las arrugas marcadas. Sin embargo, a pesar de todas sus acciones y beneficios, un sérum nunca puede sustituir a una crema hidratante, sino que siempre actúa como complemento o refuerzo de ésta. Aunque contengan activos parecidos y traten problemas similares, son cosméticos distintos. Unas pocas gotas de suero contienen casi la misma cantidad de activos que una crema hidratante de 50ml. Ésta no necesita dicha concentración, pues su acción no tiene que ser inmediata, sino constante, y cumple funciones para las que el suero no está diseñado, como la hidratación de la piel a lo largo del día o el efecto barrera. De hecho, según los dermatólogos, los sérums no deben usarse solos, especialmente durante el día, pues no contienen filtros solares ni evitan la pérdida de agua de la piel. Por tanto, los sueros son cosméticos complementarios o un tratamiento de choque que requiere el uso posterior de una crema de día o de noche. Al ser muy concentrados, se recomienda usar este tipo de cosmético a partir de los 30 años, pero es cierto que se pueden emplear antes para potenciar un tratamiento determinado (reducir el exceso de grasa, eliminar manchas, combatir la sensibilidad...). Su aplicación es sencilla, y su penetración rápida. Una vez al día, con la piel bien limpia, vierte unas gotas sobre los dedos y realiza un ligero masaje sobre el rostro sin arrastrar el producto, sino dando suaves toquecitos. desciende luego hacia el cuello y el escote para que éstos reciban también el tratamiento y, a continuación, aplica la crema habitual de día o de noche. En cuanto a sus principios activos, son muy variados y se incorporan en función de la acción que pretendan conseguir. Pueden contener activos venotónicos (saúco), anti-angiogénicos (uva) y vasoconstrictores (oxígeno), para las personas fumadoras o las que trabajan en lugares sin ventilación; extractos suavizantes (perlas, nácares, hamamelis, rosa mosqueta, ácido hialurónico), para hacer una cura de hidratación; activos calmantes (áloe, manzanilla), para las pieles irritadas; o antioxidantes (vitaminas, cinc, colágeno, elastina) para frenar el envejecimiento. Hasta hace pocos años, los sueros eran un producto elitista al alcance sólo de algunos bolsillos, ya que debido a la gran cantidad de ingredientes de su fórmula resultaban caros. Hoy, sin embargo, la mayoría de marcas cosméticas los incluyen en sus líneas a un precio asequible.
1-PROPIEDADES DE LOS SÉRUMS
-Fácil absorción: La textura líquida y fluida de los sérums garantiza que la piel los absorba con rapidez y proporcionando una gran sensación de confort.
-Acción rápida: Por su concentrada formulación, la acción de los sueros es inmediata, siendoidóneos para mejorar el aspecto en cualquier circunstancia.
-Protección total: Así como la función de una crema habitual es hidratar y proteger la piel, los sueros abarcan diversos frentes: calmar, purificar, alisar, reparar, etc.
-Concentrados: Los sérums suelen presentarse en formatos pequeños de hasta 30 ml, porque unas pocas gotas son suficientes para aprovechar sus beneficios.
2-¿ES LO MISMO QUE UN COSMÉTICO "FLASH"?
-Diferentes cosméticos: sérums y cosméticos con efecto flash comparten ciertas características (concentración de activos, efecto inmediato, rápida absorción), pero son productos distintos.
-Acción duradera: los sérums tienen componentes que producen efectos a largo plazo, mientras que los flash consiguen un rostro resplandeciente al instante, pero el tratamiento es efímero.
3-UN SÉRUM PARA CADA NECESIDAD
-Para la piel más joven: las pieles jóvenes tambiénnecesitan tratamientos adecuados a sus necesidades. Son productos que se pueden usar a partir de los 25 años.
-Combatir el envejecimiento: La mayor parte de los sueros combaten los signos d ela edad: líneas de expresión, flacidez, manchas y arrugas. Por eso son los más solicitados.
-Súper hidratantes: Activos como el ácido hialurónico son la base de estos sueros que pueden ser aplicados a cualquier edad para dar un plus de hidratación y energía.
-Con efecto lifting: Se trata de cosméticos que tensan y reafirman la piel de manera inmediata, idóneos para un día en el que hemos dormido mal o tenemos peor cara.
4-¿SUERO O BASE EMBELLECEDORA?
-Tratamiento: Los sueros son cosméticos de tratamiento que pueden tener efectos embellecedores inmediatos, pero que están pensados para tratar la piel en profundidad y a largo plazo.
-Maquillaje: Las bases embellecedoras sirven para unificar y dar luminosidad al rostro antes de maquillarlo, por lo que no contienen los activos de los sueros y no tratan la piel en profundidad.