lunes, 28 de mayo de 2012

COMO ELEGIR LA BASE ADECUADA PARA LUCIR UN CUTIS JOVEN Y UNIFORME

Hola chicas! Hace días que no me puedo pasar por aqui pero he estado recopilando material nuevo para dejaros nuevos articulos que espero os resulten interesantes. Hoy empezaré por hablaros sobre bases de maquillaje. Como todas sabéis, hay cientos de bases distintas en el mercado y a veces nos volvemos locas intentando averiguar cual nos puede ir mejor según nuestras necesidades, así que hoy os voy a dejar algunos consejos para dar con la ideal sin perder la cabeza en el intento. Espero que os guste. Un beso muy grande a todas!!!!

1-LA BASE IDEAL PARA CADA PIEL: No hay texturas mejores que otras. La clave está en optar por el producto que más se adapte a tus necesidades y tipo de piel.
-BASES FLUIDAS: Es la más utilizada, ya que ofrece una cobertura media (entre un 8 y un 12% de pigmentos) y un resultado natural y luminoso, además de resultar muy confortable. Aunque se adapta a todo tipo de pieles, está especialmente indicada para las normales y secas. Se pueden extender con los dedos o con una esponja de maquillaje, mediante suaves toques.
-BASES COMPACTAS: No contienen aceite y ofrecen un acabado semimate, por lo que se recomiendan en el caso de pieles mixtas y grasas con exceso de brillos. Al tener más pigmentos de color que las anteriores (cerca del 30%), proporcionan mayor cobertura, aunque el resultado es menos natural.
-POLVOS SUELTOS: Suelen aplicarse sobre la base fluida o la crema hidratante para fijar el color. Se extienden con una brocha gruesa procurando no utilizar un exceso de producto, ya que, en este caso, puede depositarse en las líneas de expresión, marcándolas todavía más.
-MOUSSES O ESPUMAS: Son muy delicadas, por lo que resultan perfectas para las pieles sensibles. Ofrecen un acabado ligero y aterciopelado.

2-COMO ACERTAR CON EL TONO: Para no equivocarse, el camino más seguro es optar por el tono más parecido al de la piel natural.
-CÓMO ENCONTRARLO: Los maquilladores recomiendan probar tres tonos diferentes sobre el rostro o el cuello (no sobre el dorso de la mano), y, si es posible, comprobar los resultados con luz natural. Aquel que se funda totalmente con la piel, es decir, que desaparezca en ella es el indicado.
-¿PIEL CLARA O BRONCEADA? Por regla general, los tonos beige dorados favorecen a las pieles morenas y los beige claro y los rosados, a las más claras. Si tienes problemas de cuperosis (venitas rojas), evita los rosas.

3-EFECTOS ESPECIALES QUE TE HARÁN TRUNFAR: Hoy en día, las bases de maquillaje son inteligentes, es decir, no sirven únicamente para cubrir el rostro y dar color, sino que vale la pena tener en cuenta.
-ANTIEDAD: En el mercado encontrarás bases fluidas con acción reafirmante que, además de borrar las arrugas y líneas de expresión, aportan un extra de luminosidad a los cutis maduros. También existen fórmulas con antioxidantes que actuan como un verdadero producto tratante.
-CORRECTOR: Manchas, granitos, arrugas, cicatrices, etc. Hay maquillajes que actúan como una base correctora, ofreciendo una cobertura extra que te ayudará a borrar cualquier tipo de imperfección.
-PROTECTORES: La mayoría de bases de maquillaje cuentan, hoy en día, con filtro solar superior a SPF10, por lo que resultan ideales para protegerse del fotoenvejecimiento.

4-COMO SACARLES TODO EL PARTIDO.
-EVITA EL EFECTO MÁSCARA: No apliques el maquillaje únicamente en el rostro, extiéndelo hacia el cuello y el escote para que quede más natural.
-DISTRIBUCIÓN UNIFORME: Aplica el producto en el centro del rostro y extiéndelo hacia los extremos. En las zonas con pliegues (como las aletas de la nariz), trabájalo con la yema de los dedos.
-CON DOS TONOS: Conseguirás mayor luminosidad si utilizas un tono de maquillaje más claro en la zona central del rostro y algo más oscuro en el resto.
-MÁS DURADERO: El maquillaje no se deteriorará si limpias a fondo la piel y te aplicas una ampolla flash antes de utilizarlo.