martes, 6 de diciembre de 2011

REMEDIOS NATURALES PARA CURAR EL RESFRIADO

Hola chicas! Ahora que el frío ya está aquí y con él los resfriados, he pensado que os resultaría útil conocer algunos remedios naturales para eliminarlo de raíz. Espero que os gusten. Besos!
Si los cogemos a tiempo, los virus del resfriado no tendrán más remedio que iniciar su retirada. Éstas son algunas de las mejores armas para acabar con ellos.

1-JENGIBRE, AJO Y LIMÓN: Si has cojido frío o te ha caido un chaparrón encima, lo mejor que puedes hacer al llegar a casa es darte una ducha con agua caliente y preparar una infusión de jengibre y ajo. En una taza con agua hirviendo, vierte una cucharada de jengibre rallado, una planta de acción antiséptica, y un ajo picado. Filtra al cabo de unos minutos, agrega el zumo de medio limón, endulza y toma bien calentito.

2-EQUINÁCEA: la equinácea es el remedio de elección cuando notamos alguna de las primeras molestias del resfriado, dado que sus potentes efectos actúan de forma rápida. Ya sea en forma de tintura o extracto, esta planta activa las defensas e impide la propagación de los virus. Si notas que la mucosidad va en aumento o que empieza a dolerte la garganta, elige un preparado que también incluya tomillo y própolis. Toma 25-30 gotas diluidas en agua tres veces al día.

3-MIEL DE EUCALIPTO EN LUGAR DE AZÚCAR: la miel que las abejas elaboran con el néctar de las flores de eucalipto contribuye a desinfectar las vías respiratorias de gérmenes nocivos al tiempo que ayuda a desinflamar la garganta y a expulsar la mucosidad. Si crees que estás cogiendo un resfriado, endulza con esta variedad de miel, de propiedades balsámicas, el yogur, las infusiones, etc.

4-JARABE DE ESPINO AMARILLO SI FUMAS: los fumadores, las personas estresadas y quienes sigan una dieta pobre en vegetales, deberían recurrir al jarabe o al zumo de espino amarillo. El elevado contenido en vitamina C de estas bayas (superior al de las frutas cítricas) aumenta nuestra resistencia frente a las infecciones respiratorias. Comprueba por ti misma los resultados, diluyendo una cucharada en medio vasito de agua. Toma 2-3 veces al día, antes de las comidas.



 
5-EL PODER DE LAS SOPAS: con la llegada del frío las sopas deberían ocupar un lugar destacado en el menú.
-Sopa de tomillo: este humilde entrante de potente efecto antiséptico arranca la mucosidad y alivia la garganta inflamada.
-Sopa de cebolla: griegos y romanos utilizaban este bulbo para calmar la tos y suavizar la garganta. La sopa de cebolla que se prepara con caldo de pollo casero, además de diluir la mucosidad, acorta la duración del refriado.
-Sopa de ajo: tomar sopa de ajo refuerza nuestro ejército de defensas, no sólo por la gran cantidad de ajo, de acción antiviral, con la que se prepara sino también por la presencia de huevo.

6-PON TUS DEFENSAS EN SITUACIÓN DE ATAQUE: seguir una dieta variada y rica en alimentos frescos es el mejor antídoto frente a los virus del resfriado.
-Un zumo y dos piezas de fruta: la vitamina C acorta la duración de los resfriados y alivia sus síntomas. Se ha podido demostrar, además, que su toma diaria reduce a la mitad el número de resfriados de las personas que viven en zonas de clima frío o sufren un gran desgaste físico. Como no podemos almacenarla, hay que ingerirla a diario tomando, por ejemplo, un zumo de naranja natural cada mañana y dos piezas de fruta al día.
-Frutos secos: en los cambios de tiempo, es buena idea activar las defensas añadiendo frutos secos, ricos en zinc al yogur, los cereales del desayuno, etc. El zinc, tomado en las 24 horas desde el inicio de los síntomas, disminuye la duración y la severidad del resfriado.
-Una ensalada al día: también es conveniente comer cada día una ensalada a base de escarola, lechuga, berros, endibias o espinacas. Estos vegetales son las mejores fuentes de ácido fólico, una vitamina que fortalece el sistema inmunitario.