viernes, 25 de noviembre de 2011

CUIDADOS PARA LAS CUTÍCULAS

Una de las cosas que más pueden afear nuestras manos son las cutículas, ya que les dan un aspecto poco cuidado. Para conseguir unas manos bonitas tendremos que seguir unos sencillos pasos.
1-CONSEJOS: Si queremos cuidar el aspecto y salud de nuestras uñas, debemos tener en cuenta estos consejos:
-Para ablandar la cutícula debemos usar un aceite o crema específica, e introducir previamente las manos en agua tibia.
-Si no está blanda, no la podremos eliminar y nos podemos cortar y facilitar así el desarrollo de infecciones.
-Para retirarla tendremos que empujarla hacia atrás con cuidado.
-Es más aconsejable que no la cortemos, porque es un protector natural de la uña.
-Debemos intentar no hacernos la manicura más de una vez por semana ya que no es conveniente.
-Es importante usar siempre los instrumentos apropiados para conseguir una correcta manicura. La lima debe ser de cartón (las metálicas astillan las uñas), las cutículas se deben retirar con un palito de naranjo; la crema de manos debe ser adecuada para ablandarla; elegiremos un quitaesmalte de calidad y rico en aceites; y a la hora de pintar las uñas, tendremos que aplicar una buena base.
-Si queremos tenerlas más sanas, deberemos incluir en nuestra dieta, verduras de hoja verde, quesos frescos y yogures, nueces y cereales integrales.
2-CURIOSIDADES: 
-Las uñas crecen 0,1 mm al día, aunque a medida que vamos envejeciendo lo hacen más lentamente.
-Si sufren lesiones tardan casi medio año en regenerarse.
-Fumar es muy perjudicial para su salud: además de retrasar su crecimiento, las amarillea.
-Las uñas están compuestas fundamentalmente por agua, queratina, sal y hierro.
3-ALIADOS NATURALES:
-El limón y el aceite de oliva son ideales para el cuidado de las cutículas, porque por un lado las fortalecen y por otro las regeneran. Sumergiremos las uñas en un bol con aceite de oliva durante unos minutos para nutrirlas. Luego, nos aplicaremos una gota de limón natural en cada uña. El resultado es excelente.
-La piel de las manos es idéntica a la del cutis. Si nos aplicamos una mascarilla en la cara, también podemos probar a usarla en las manos.
-Si queremos que su tacto sea como la seda, deberemos nutrirlas con crema durante la noche y utilizar unos guantes de algodón.
-Cuando usemos productos químicos (detergentes, lejía, etc.) tenemos que proteger la piel de nuestras manos con guantes de gamuza o de látex.