domingo, 15 de mayo de 2011

LABIOS SUAVES E HIDRATADOS TODO EL DIA

Nuestros labios son una de las zonas más delicadas del rostro ya que su fina piel no tiene glándulas sebáceas, de modo que necesitan protección e hidratación extra, sobre todo en invierno.

1-COMO CUIDARLOS...
Para evitar que se vean resecos y estropeados:
-Evita el tabaco y la polución ya que favorecen el envejecimiento y el gesto de fumar propicia la aparición de arrugas.
-Elige labiales con protección 15. Los labios no tienen melanina de modo que también necesitan protección solar.
-Aplica con frecuencia un protector labial. Si tienen tendencia a agrietarse, los activos como el alóe, bisabolol o la alantoína son calmantes y cicatrizantes. Para prevenir la aparición de grietas y pielecillas, hidrátalos a fondo con bálsamos y barras que contengan glicerina, manteca de cacao o karité, ceras o aceites humectantes.
2-COMO COMBATIR LA EDAD....
-Barras de larga duración: se han formulado con lípidos naturales y aceites muy nutritivos que contrarestan la falta de hidratación.
-Labiales clásicos: incluyen potentes activos antiedad como el ácido hialurónico, para retener el agua; colágeno, para conservar su tersura o sérums para ayudar a prevenir las arruguitas.
-Los tonos nude. son la gran apuesta de los maquilladores para potenciar el color del propio labio de manera suave. Con la edad los labios se vuelven mas finos y oscuros, de modo que estos tonos tan suaves les restan años.
-Los glosses: son otra tendencia de moda debido a que aportan volumen y un efecto jugoso propios de la juventud.
3-HIDRATA Y NUTRE.
Sigue estos sencillos consejos para lucir unos labios tersos, suaves y con un aspecto seductor.
-Bálsamo tratante: lo puedes usar con o sin color por la mañana y luego aplicar el gloss para sellar. Reserva las barras con pigmentos de larga duración para la noche.
-Utiliza el contorno de labios mañana y noche a partir de los 35-40 años para ayudar a densificar esta zona, nutrirla y prevenir las arrugas.
-Exfolia: una vez a la semana debes exfoliar tus labios por la noche con un cepillito  o exfoliante especial para labios y aplicar una capa gruesa de contorno de labios. Por la mañana estarán suaves como la seda.