viernes, 8 de abril de 2011

TRUCOS PARA BEBER MAS AGUA

El agua es un elemento importantísimo e imprescindible para nuestro cuerpo pero también para nuestra belleza. No tiene calorías, nos ayuda a eliminar toxinas y mantiene sano nuestro cuerpo. Lo malo es que muchas veces no nos acordamos de ella y acabamos bebiendo bastante menos de lo que deberíamos. Este déficit de agua nos puede acabar acarreando problemas de salud y también acabar perjudicando nuestra piel. Por ese motivo, hoy os voy a dejar unos sencillos consejos que os pueden ayudar a ingerir la cantidad necesaria diaria para estar sanas y guapas.
1-¿PARA QUE SIRVE EL AGUA?
El agua representa el 70% de la composición de nuestro cuerpo y es indispensable para mantenerlo sano:
-Limpia el organismo ya que ayuda a eliminar toxinas.
-Nos alimenta debido a que es la encargada de transportar las vitaminas y sales minerales, indispensables para las células de nuestro cuerpo.
-Evita el estreñimiento, ya que contribuye a que la expulsión de las heces se haga con mayor facilidad y frecuencia.
-Nos llena el estomago debido a su alto poder saciante. Si quieres adelgazar, bebe una vaso de agua 10 minutos antes de cada comida y llegarás con menos hambre a la mesa por lo que ingerirás menos calorías.
-Cuida la piel, la primera línea de defensa del cuerpo.
2-¿CUANTA DEBEMOS TOMAR?
La cantidad recomendada por la OMS es de 2 litros al día aunque la mayoría no llegamos a consumirlos. Muchas veces decimos que no tenemos sed pero debemos beber igual ya que la sed comienza a notarse cuando comienza la deshidratación. Para lograr llegar a los 2 litros lo mejor es beber a intervalos regulares varias veces al día, en lugar de beber mucho cuando tienes sed.
3-¿ES MEJOR EL AGUA DEL GRIFO O LA DE LA BOTELLA?
Lo ideal es beber agua envasada ya que nos aporta minerales esenciales como sodio, potasio, magnesio y zinc, cosa que no puede hacer el agua de grifo a pesar de llegarnos con todas las garantías higiénicas y sanitarias.
4-CONSEJOS PARA BEBER MAS.
-Bebe un vaso de agua en cuanto te levantes de la cama. Puedes dejarla preparado la noche anterior en la mesilla de noche.
-Cuando empieza el calor puedes optar por incorporar a tus comidas, sopas frías, cremas de verduras fresquitas o gazpacho.
-Para acabar bien la comida puedes tomar un postre tan sabroso como ligero, un sorbete.
-Si beber agua se te hace cuesta arriba, puedes tomar sabrosos zumos naturales y licuados diluidos con un poco de agua.
-Incluye una infusión de alguna hierba que no tenga cafeína como la menta, manzanilla, hierbaluisa o el té rooibos en la merienda. En verano, fresquitas, están deliciosas.
-Puedes asociar la toma de agua con otros hábitos como ir al baño o tras comer.
-LLeva una botella pequeña de agua en el bolso y ve bebiendo a lo largo del día.
-Incluir frutas y verduras con alto contenido en agua como la sandía también nos ayudará a mantenernos hidratadas.