sábado, 5 de marzo de 2011

SOLUCIONES PARA TODOS LOS TIPOS DE CABELLO

Cada melena es un mundo y no todas tenemos la suerte de tener un cabello perfecto. Problemas como puntas abiertas, fragilidad, grasa, encrespamiento, etc, suelen aparecer en nuestros cabellos, pero afortunadamente, hoy en día es difícil no encontrar un tratamiento adecuado para solucionarlos. Hoy os daré unos cuantos trucos efectivos para mejorar cada uno de estos problemas.


1-PUNTAS ABIERTAS: suelen padecerlo los cabellos largos y secos. La mejor solución es hidratar a fondo y cuidarlo constantemente.
-ACEITE DE OLIVA: antes de lavarte el cabello aplica sobre las puntas un poco de aceite de oliva tibio. Ponte a continuación un gorrito de plástico y deja que actúe durante 30 minutos. Una vez pasado este tiempo, lávate el pelo con normalidad.
-SECADO: el secador aumenta el problema así que si te resulta imprescindible su uso, aplícate un serum antes de utilizarlo.
-CORTE: lo ideal es que te cortes las puntas cada 6 u 8 semanas para lucir un cabello sano y bonito.

2-FINO Y SIN VOLUMEN:  los cabellos demasiado finos suelen tener poco cuerpo y parecen estar pegados al cuero cabelludo. Para que vuelvan a estar bonitos es necesario reestructurar la fibra capilar.
-MODO: trata siempre tu melena con cuidado ya que la cutícula de este tipo de cabellos se abre fácilmente. El champú, acondicionador, mascarilla, espuma, etc, deben ser específicos para dar volumen ya que al aportar ceramidas, les aportan fuerza y grosor. Mejor no verter el champú directamente sobre el pelo, viértelo sobre la mano y reparte con cuidado. El aclarado debe ser intenso para evitar que queden residuos en el pelo.
-TRUCOS: sécate el cabello con la cabeza hacia abajo para levantar las raíces y ganar volumen. Las espumas y sprays te ayudarán a que tu cabello se vea más frondoso. Evita, geles, ceras, etc, ya que aplastan el cabello. Otra opción para ganar volumen es teñirte o darte un baño de color, ya que ambas cosas le dan más grosor al pelo. En cuanto al corte, no te escales el cabello ya que se aplastará mas. Los cortes estructurados tipo bob son los más indicados para este tipo de pelo.

3-GRASO: el 35% de la población tiene ete tipo de pelo. Se caracteriza por ser un cabello pesado, untuoso y con falta de volumen. Aunque te laves el cabello cada día, nunca parece limpio.
-MODO: lávate el cabello con frecuencia, a diario si hace falta, con el agua a temperatura media, ya que el exceso de calor reseca el cuero cabelludo y hace que las glándulas segreguen más grasa. Alterna el uso del champú especifico para cabellos grasos con uno más ligero para uso frecuente. Utiliza los acondicionadores y mascarillas siempre de medios a puntas, nunca sobre las raíces. Evita restregar el pelo enérgicamente con la toalla, mejor presiona suavemente. Si usas secador, mantenlo a 15 cm de distancia.
-TRUCOS: algunos productos naturales te pueden ayudar a regular el exceso de sebo. La arcilla blanca  el caolín, mezclados con agua tibia, se pueden utilizar como mascarilla capilar, aplicándola directamente sobre el cuero cabelludo durante 15 minutos. Otro truco es añadir al agua del último aclarado, el zumo de 2 limones.

4-FRÁGIL: suele perder densidad y comienza a caer en mayor cantidad. El estrés, las dietas desequilibradas y los trastornos hormonales suelen ser los responsables.
-MODO: usa un champú suave y diluyelo en un poco de agua antes de aplicártelo. Los champús reconstituyentes o estructuradores son muy adecuados. Los tratamientos anticaída aumentan la densidad del cabello y estimulan su crecimiento por lo que es bueno utilizarlos a temporadas. 
-TRUCOS: la caída del cabello puede ser provocada por falta de hierro u otras vitaminas así que come de forma equilibrada y abusa de frutas y verduras. También puedes tomarte algún suplemento vitamínico para fortalecer el cabello durante 2 meses. Aplícate cada semana una mascarilla de germen de trigo, lo notarás.

5-ENCRESPADO: suelen ser cabellos ondulados o rizados que en contacto con la humedad ambiental, se vuelven indomables y pierden su forma.
-MODO: es necesario usar acondicionador en cada lavado ya que resulta muy útil para mantener el pelo más manejable. También puedes usar sprays o espumas antihumedad que te ayudarán a mantener el pelo liso y suave. Si te gusta llevar el cabello rizado, utiliza espuma que definan el rizo. Evita los peines y cepillos de fibras artificiales, usa mejor cepillos de madera y con cerdas naturales.
-TRUCOS: cuando vayas a peinarte, vaporiza un poco de laca sobre el cepillo, este pequeño detalle te ayudará a cerrar la cutícula. Las prendas sintéticas aumentan la electricidad estática de modo que para evitar que el pelo se encrespe, es mejor usar tejidos de algodón, lana o seda. En la peluquería puedes elegir entre dos tratamientos: moldeado suave que acabe de marcar el rizo, o alisado termal que te ayude a dejar el pelo liso y suave durante 2 o 3 meses.

6-TEÑIDO: suele ser más vulnerable ya que agresiones como las exposiciones al sol, los champús demasiado fuertes, etc, pueden hacer que pierda su brillo y color.
-COMO EVITARLO: el champú, acondicionador y mascarilla deben ser especiales para cabello teñido, así te ayudarán a mantener el brillo y el color. Este tipo de productos suelen tener filtros protectores que ayudan a proteger tu pelo del sol incluso en invierno. Tras el lavado usa acondicionador ya que es muy útil para alisar la cutícula del pelo y aumentar el brillo.
-MASCARILLA: es necesario usar mascarilla una vez a la semana. Si quieres puedes prepararla tú misma mezclando 2 cucharadas de aceite de oliva con 1 yema de huevo, unas gotas de ron y una cucharadita de harina.