martes, 2 de agosto de 2016

COMO CONSEGUIR UNAS CEJAS PERFECTAS

Hola chicas! ¿Cómo va ese calor? Yo he estado unos días en la playa pero ahora ya estoy de vuelta y he pensado que sería una buena idea dejaros un nuevo post, así la vuelta de las vacaciones se hace un poco más amena, ¿no os parece? Hoy no os voy a hablar de compras (no tardaré en hacerlo. Je je!), hoy os dejo unos sencillos trucos para conseguir unas cejas perfectas, ahora que está tan de moda llevarlas cuidadas y con un buen diseño. Empezamos!!!
 
No cabe duda que las cejas son el marco perfecto de nuestra mirada y unas cejas descuidadas pueden arruinar hasta el mejor maquillaje de ojos. Un buen diseño y unos mínimos cuidados pueden conseguir armonizar nuestros rasgos, alegrar la expresión, despertar la mirada e incluso rejuvenecerla al instante. Para conseguir tantos beneficios no necesitamos grandes artilugios ni tratamientos especiales, sólo pinzas, un lápiz de cejas y un espejo.
 
1-PRIMER PASO: DEPILAR.
Cuando se habla de depilar las cejas no nos referimos solo a eliminar los pelillos que nos crecen fuera de la línea natural sino de rediseñar para conseguir una ceja que armonice mejor con nuestros rasgos. Para conseguirlo debemos seguir unas normas:
-Longitud: Para saber si nuestras cejas tienen la longitud adecuada, dibujaremos una línea imaginaria con un lápiz, que una la aleta de la nariz con el lagrimal. El punto de intersección con la ceja nos marcará el inicio ideal. Si unimos la aleta de la nariz con el ángulo exterior del ojo, obtendremos el final perfecto de la ceja.
-Posibles excepciones: si nuestros ojos están un poco juntos, despejaremos el entrecejo para alejar el nacimiento de las cejas, así nos veremos más favorecidas. Cuanto más juntas estén nuestras cejas, más estrecho se verá el tabique nasal, algo que nos ayudará si tenemos la nariz ancha. Si nuestro rostro es alargado lo ideal será acortar un poco la cola de la ceja. Y si nuestro óvalo es redondeado, prolongaremos la ceja dibujando un trazo extra con un lápiz de cejas.
 
2-SEGUNDO PASO: CUIDAR LA FORMA.
-El arco ideal: Por lo general la ceja debe ser 3/4 partes ascendente o recta y 1/4 parte descendente.
-Corregir las facciones: Los rostros redondos necesitan un arco ascendente pronunciado, un efecto que, aparte de estilizar la cara, hace que los ojos se vean almendrados. Las cejas de línea recta son ideales a la hora de ensanchar los óvalos alargados y de rasgar los ojos. Suavizar el arco disimula una mandíbula pronunciada.
 

3-TERCER PASO: GANAR PROFUNDIDAD.
Tanto el grosor como la densidad de las cejas nos ayudan a dar definición y profundidad a la mirada. Darles más protagonismo es una buena manera de darle carácter y centrar la atención en los ojos.
-Líneas definidas: En estos momentos están de tendencia las cejas contundentes y con fronteras perfectamente delimitadas. Para que no pasarnos con las pinzas, debemos recordar que nunca se debe depilar la línea superior de las cejas ya que se modificaría de forma drástica el marco natural de la mirada. Si son asimétricas, subiremos la más baja depilando la parte inferior de la línea de esa ceja y no al revés. Para conseguir esos bordes tan perfectos en la parte superior, los profesionales peinan las cejas hacia arriba y recortan las puntitas con unas tijeras especiales para cejas.
-Realzar el tono y aportar densidad: La tendencia actual es llevar unas cejas más disciplinadas que en temporadas anteriores, pero igual de densas. Para conseguir esta densidad rellenaremos cualquier pequeña calva con un lápiz o una sombra para cejas. Si tenemos alguna cana podemos camuflarla con el mismo rímel o recurrir a los tintes especialmente ideados para cejas.
 
4-CUARTO PASO:  MIRADA MÁS JOVEN, LUMINOSA Y RADIANTE.
La posición de la cola de la ceja y la apertura de los párpados, al igual que la sojeras o las bolsas en los ojos, pueden restar luminosidad a nuestra mirada. Para que esto no nos ocurra podemos recurrir a estos trucos.
-Rejuvenecer al instante: Si depilamos de forma sutil la línea inferior del último tercio de la ceja, despejaremos y abriremos la mirada a la vez que alejaremos las huellas de fatiga de los ojos y elevaremos el párpado superior como por arte de magia. Si lo vemos necesario, redefiniremos la cola de la ceja y el arco de la misma con el lápiz para evitar que el trazo descienda en exceso.
-Darle vida a la mirada: Si damos un ligero toque de iluminador bajo la cola de las cejas, aportaremos un destello de luz muy especial a la mirada y crearemos una sensación de volumen que resulta de lo más favorecedora.
 
En la actualidad hay un sinfín de productos específicos para cuidar nuestras cejas así que no nos costará dar con uno que nos ayude a lucir una mirada de impacto. Kits de cejas, lápices de cera, etc, inundan los stands de maquillaje de todas las marcas, así que no hay excusa para presumir de ojos.
 
¿Soléis usar este tipo de productos?¿Cuidáis vuestras cejas o pasáis del tema? Dejadme vuestros comentarios, me encantará saber un poco más de vosotras.
 
Hasta prontito chicas! Que tengáis buenas vacaciones las que libráis este mes de Agosto y que os sea leve la vuelta a las que, como a mí, ya se os han acabado las vacaciones y volvéis a vuestros trabajos. Un besazo enorme para todas!