miércoles, 1 de febrero de 2012

COMO PREVENIR Y COMBATIR LAS GRIPES Y LOS RESFRIADOS

Ahora que tenemos a puntito de llegar esa ola de frío Siberiano que están anunciando, he pensado que nos vendría bien tener un poco de información para poder prevenir las gripes y los resfriados que vienen asociados al frío. Se calcula que durante un año, una persona adulta sufre de tres a cuatro resfriados y un niño hasta ocho. Para reducir estas cifras, es necesario fortalecer nuestras defensas y tomar una serie de medidas para evitar el contagio. Ambas enfermedades están provocadas por virus y resultan muy contagiosas, aunque generalmente no presentan gravedad pero causan mucho malestar. Una vez contraídas, lo único que podemos hacer es intentar paliar sus síntomas, ya que no pueden tratarse con antibióticos. La mejor defensa, por lo tanto, es prepararse con antelación para poder hacerles frente con eficacia.
1-PON TUS DEFENSAS A PUNTO
Ahora es el mejor momento para empezar a fortalecer el organismo. Con el sistema inmunológico en buenas condiciones, el riesgo de caer enfermos es mucho menor. Y, en el caso de que, finalmente, sucumbamos al virus, tenemos más recursos para combatirlo.
-TOMA VITAMINA C: Empezar el día con un zumo de naranja natural recién exprimido es todo un regalo para tus defensas. Los cítricos son de los alimentos más ricos en vitamina C que existen. De las tres peizas de fruta recomendadas al día, procura que, al menos una de ellas sea un cítrico (naranja, mandarina, pomelo) o kiwi. Otros alimentos ricos en esta vitamina son los tomates, los pimientos, las espinacas, las fresas y toda la familia de la col.
-DESCANSA: Está comprobado que las personas que duermen un mínimo de ocho horas al día tienen un sistema inmunológico en mejores condiciones. Disfrutar de un sueño reparador y controlar el estrés evitará que nuestro organismo se desgaste inútilmente.
-PONTE EN MARCHA: Practicar ejercicio con regularidad aumenta la actividad de los glóbulos blancos, las células encargadas de combatir los virus y bacterias. Para conseguirlo, es importante que se practique de forma regular (dos o tres veces por semana) y, preferentemente, a primera hora de la mañana. 
-NO TE AUTOMEDIQUES: Tomar antibióticos ante los primeros síntomas de gripe y resfriado no sólo resulta inútil (estos fármacos no combaten las infecciones provocadas por virus) sino que, además, pueden crear resistencias bacterianas.
-DEJA EL TABACO: Fumar disminuye las defensas e irrita las vías respiratorias. si eres fumador/a, reduce el número de cigarrillos que fumas al día o, mejor aún, intenta abadonar este hábito de forma definitiva.
-ALÉJATE DE LA CIUDAD: La contaminación ambiental afecta nuestro aparato respiratorio y debilita las defensas. Para contrarrestar este efecto, se recomienda a las personas que viven en la ciudad que acudan a los parques urbanos y, durante el fin de semana, organicen excursiones al campo.
-HUYE DE LOS CAMBIOS BRUSCOS DE TEMPERATURA: El contraste entre los ambientes caldeados de los lugares cerrados y el frío del exterior debilita nuestras defensas y nos hace más vulnerables a la hora de sufrir infecciones. Se aconseja, por lo tanto, no caldear en exceso las casas y los lugares de trabajo para evitarlo.
2-EVITA EL CONTAGIO
La mayoría de las infecciones respiratorias se transmiten a través de las pequeñas gotitas de secreciones de personas infectadas que quedan en el aire o sobre objetos de uso cuotidiano. Para evitar el contagio, es necesario tomar precauciones:
-VENTILA TU CASA: Basta con abrir las ventanas durante 10 minutos para renovar completamente el aire de una habitación. Hazlo a diario y evitarás la concentarción de virus.
-NO COMPARTAS UTENSILIOS: Vasos, cubiertos, toallas, etc, son poderosos vehiculos de transmisión, por lo que es conveniente que sean de uso estrictamente personal, incluso entre miembros de la misma familia.
-LÁVATE LAS MANOS: Es una recomendación básica, sobre todo en esta época del año, en la que los resfriados son más frecuentes. Llevarse unas manos contaminadas a la nariz o a la boca también es una forma muy habitual de contagio.
-NO REUTILICES LOS PAÑUELOS DE PAPEL: Son un nido de virus y bacterias. Utilízalos una sola vez y después tíralos a la basura ya que si se guardan en el bolsillo o se dejan sobre la mesa siguen contagiando.
-UTILIZA UN HUMIDIFICADOR: El ambiente seco de la calefacción reseca las mucosas y aumenta el riesgo de infecciones respiratorias, sobre todo en bebés y niños pequeños. Colocar un humidificador ayuda a contrarrestar este efecto, ya que contribuye a mantener un ambiente más saludable.
3-QUE HACER SI ENFERMAS
Si, a pesar de todas las precauciones, acabas enfermando, los esfuerzos deben ir encaminados a aliviar los síntomas y evitar que la infección derive en problemas más graves, como la bronquitis o la neumonía.
-FÁRMACOS PARA ALIVIARTE: Para aliviar sintomas como los dolores musculares y la sensación de malestar general, puedes tomar un analgésico sin receta. Algunos de ellos, por ejemplo, la aspirina o el paracetamol, son antitérmicos, por lo que también resultan útiles para combatir la fiebre, en el caso de que aparezca.
-REPOSO Y BUENOS ALIMENTOS: En el caso de la gripe, se recomienda guardar cama y dormir más horas de las habituales. También es importante beber líquidos (agua, zumos, infusiones, caldos ligeros, etc) para evitar la deshidratación y facilitar la expulsión de la mucosidad. Si hay fiebre, no es conveniente abrigarse en exceso.
-PRÓPOLIS, UN EXCELENTE REMEDIO NATURAL: El própolis es un producto natural elaborado por las abejas a partir de resinas, polen y aceites esenciales de diferentes vegetales y cera, resulta muy útil para ambos cometidos.
*Prevención: El própolis refuerza el organismo frente a las afecciones de la garganta y las infecciones respiratorias como la gripe, y el resfriado común, entre otras. Tomarlo en cuanto empiezan los primeros fríos nos ayudará a disfrutar de un invierno saludable.
*Poder antiviral: El própolis por su contenido en flavonoides (unos compuestos naturales de acción antivirica), ayuda a aliviar los síntomas y acortar la duración de los procesos.
4-PRECAUCIONES ESPECIALES PARA LOS NIÑOS
Los niños son especialmente susceptibles a sufrir infecciones respiratorias ya que su sistema inmunológico todavía no está maduro. es importante, por lo tanto, extremar las precauciones.
-EVITA LAS AGLOMERACIONES: En la medida de lo posible, trata de que no frecuente lugares abarrotados (transportes públicos, centros comerciales), ya que es fácil que se contagie.
-DALE EL PECHO: La lactancia natural fortalece su sistema inmunológico.
-BUENA ALIMENTACIÓN: Procura que en su dieta no falten los alimentos frescos y ricos en nutrientes, como las frutas y las verduras.
-INTENTA QUE RESPIRE CON LA NARIZ: La mucosa nasal es como un filtro que impide la entrada de virus y bacterias.