lunes, 23 de enero de 2012

CONSEJOS PARA LUCIR UN CABELLO FINO MÁS SANO Y CON MAYOR VOLUMEN

Lucir una melena sana y bien cuidada es el objetivo de todas las mujeres pero no siempre lo conseguimos. Para que no os vuelva a pasar, hoy os dejo unos sencillos consejos que os ayudarán a conseguir vuestro objetivo.
1-MÁS VOLUMEN CON EL CORTE DE PELO ADECUADO: Es muy importante que pidas a tu peluquera el estilo que prefieres y ella valorará la longitud de las diferentes capas para que tu melena adquiera volumen donde lo necesita. Lo ideal es un corte que no llegue a tocar los hombros y que sea un poco más largo por delante que por detrás. Si tienes el pelo muy fino, es mejor que no degraden demasiado el corte. Cuantas más capas, más pobre se verá. El flequillo no es recomendable, salvo si es muy cortito y poblado. Evita tocar el cabello con los dedos ya que lo ensuciarás más y se verá más graso.
2-EVITA EL ESTRÉS Y LA HUMEDAD: En situaciones de estrés es normal que el cabello se caiga más. Prueba a llevar una vida más relajada, practicando yoga o taichi. Por otra parte, la lluvia lo encrespa debido a la alta humedad ambiental, algo fatal para los cabellos finos. Evítalo protegiéndolo con una laca antihumedad o un spray anti-frizz. Si nadas en una piscina, acláralo muy bien tras lavarlo ya que el cloro es muy perjudicial para el cabello. Deja a un lado geles, ceras y gominas ya que son perfectos para crear estilos pulidos pero no para dar volumen.
3-UTILIZA PRODUCTOS VOLUMINIZADORES: Aportan tono a los cabellos finos e incluyen complejos de control de volumen que permiten elevar el cabello creando además una barrera anti-humedad. Los champús y espumas específicamente voluminizadores incorporan polímeros especiales que envuelven el cabello en un velo protector y consiguen un grosor mauor del cabello una vez que este está seco. Quita el máximo de humedad con la toalla, aplica una nuez de espuma, reparte con los dedos abiertos y seca boca abajo.
4-PRIMER PASO, SECAR DE FORMA NATURAL: Los cabellos finos tienen hasta un 25% menos de grosor que un cabello normal y son muy frágiles, por lo que soportan peor el calor de los secadores y acaban partiéndose. Por eso conviene evitar al máximo el calor directo del secador. Después de lavar el cabello, y con la cabeza hacia abajo, enróllate una toalla a modo de turbante. Déjalo así unos 10 minutos. Después, quita la toalla, peina con los dedos, y déjalo secar al aire otros 10 minutos. A continuación, ya puedes recurrir al secador para darle forma a tu peinado, mucho mejor a distancia y separando bien con los dedos las raíces del cuero cabelludo. Si te tienes que comprar un secador, elige uno de iones. Seca más rápido el cabello y con menor cantidad de calor, por lo que no resulta tan agresivo.
5-ELIGE BIEN EL CHAMPÚ: La base lavante debería ser de un PH similar al del cuero cabelludo (5,5 o 6,5) para usar el champú tanto como necesites (los cabellos sin volumen y finos suelen ser grasos). Hay champús específicos que refuerzan la fibra queratínica del cabello y proporcionan más densidad. Si no tienes tiempo de lavar tu cabello, usa champú seco en spray, así estarás lista en 1 minuto.
6-GANA CUERPO CON LA TÉCNICA ADECUADA: Si tienes que salir por la noche, unas horas antes hazte 6 grandes anillas huecas: una justo por encima de la frente, dos sobre las orejas, la cuarta en la coronilla y las dos últimas detrás, sobre cada occipital. Antes de salir, suéltalas, pon la cabeza hacia abajo y pasa los dedos. Destierra los peines. Las mejores herramientas para dar volumen son los dedos y los cepillos de púa ancha.
7-MASAJEA EL CUERO CABELLUDO: Los masajes con aceites esenciales tonificantes (como los de laurel o salvia) son muy eficaces. Estimulan la microcirculación de la zona, lo que propicia el crecimiento del cabello. Debes hacerlo siempre después de lavar el pelo, presionando con las yemas de los dedos y efectuando ligeros desplazamientos. Mientras, respira profundamente. Termina aplicando presión uniforme en ambos lados del hueso occipital haciendo círculos pequeños y lentos, trabajando desde el centro hacia fuera. No te levantes de golpe. Quédate relajada durante 5 minutos más. Cepíllalo por la mañana durante 1 minuto en todas las direcciones con un cepillo suave de cerdas naturales. Y si te cambias la raya de lado, verás cómo descubres un nuevo movimiento natural en tu pelo.
8-COMPLEMENTA TU ALIMENTACIÓN: Para que el cabello engorde tienes que ingerir proteínas y alimentos que contengan vitamina B (arroz, judías y pan multicereales). La nutricosmética funciona, pero debes ser constante y utilizarla al menos durante 3 meses seguidos. Gracias a los nutrientes que incorporan estos comprimidos, el cabello aumenta su grosor y se vuelve más resistente, denso y con un ciclo de vida más largo. La levadura de cerveza es la fuente natural más rica en vitaminas del grupo B. La puedes añadir al café, sopa, ensalada o yogur.
9-GANA VOLUMEN ÓPTICAMENTE CON EL COLOR: Además de que técnicamente, el tinte engorda el pelo por el ph alcalino del amoniaco, el color consigue infinitos efectos sobre tu melena, sobre todo de profundidad, volumen y movimiento. Para ello, naada como una base un poco más oscura que tu color natural, y, sobre ella, unos reflejos que le aportarán volumen en las zonas que así lo requieran. Tu peluquero sabrá cómo dibujar las formas. Evita decolorar tu cabello si es demasiado fino ya que la fibra queda casi transparente, lo que contribuye a adelgazar ópticamente el cabello. Es mejor decantarse por un tono sobre tono o un tinte semipermanente. Cada vez más marcas de tinte cuidan sus fórmulas para que sean respetuosas con el pelo.
10-PEINADOS PARA CADA OCASIÓN
-Volumen muy chic en pelo corto: Vaporiza un poco de laca y pasa las manos con los dedos bien abiertos entre el cabello.
-Melena vaporosa para un look de día: Aplica espuma efecto columen con el pelo húmedo: Después, usa un cepillo redondo y pequeño y seca el pelo levantándolo desde la raíz. Dirige el cepillo y el secador en distintas direcciones para darle movilidad.
-Ondas suaves con movimiento: Con el pelo aún húmedo, ponte una espuma volumen y deja que se seque (con o sin secador) hasta un 50%. Después, usa difusor para el acabado del look.
-Muy ahuecado al estilo años 60: Ponte espuma voluminizadora sobre el pelo seco antes de dividir el cabello en mechones y ponerles rulos calientes. Antes de quitarlos, estos deben estar bien fríos.