miércoles, 26 de octubre de 2011

TUS ALIADOS NATURALES PARA ESTAR SIEMPRE GUAPA

Si algo estamos aprendiendo en estos últimos años es que la naturaleza es muy sabia y nos proporciona todo aquello que necesitamos, de ahi, el interés creciente de muchas, por la cosmética natural. Algo está cambiando en el mundo de la cosmética en el que están surgiendo más y más marcas de cosmética 100% natural. Cada vez se le está dando más importancia a los productos elaborados de forma artesanal, a menudo, los mas eficaces.

-¿POR QUÉ SE LE DÁ TANTA IMPORTANCIA A LA COSMÉTICA NATURAL? Por varios motivos:
1-Porque sirve para todo tipo de pieles: Gracias a la pureza de los principios activos, la cosmética natural tiene una alta tolerancia dermatológica y puede ser usada incluso por las pieles mas sensibles.
2-Porque su elaboración está muy controlada: En el proceso de producción no se añaden sustancias sintéticas ni de origen petroquímico. Se mantiene al máximo la pureza de los ingredientes, hasta el punto de que muchas marcas incorporan en su etiqueta el sello de certificado Bio, lo que garantiza que gran parte de sus ingredientes proceden de la agricultura biológica.
3-Porque satisface todas las necesidades: Son tantas las propiedades terapéuticas de plantas, flores y frutas que hay tratamientos corporales, faciales y capilares. Solo tienes que pensar en el efecto que quieres conseguir y seguro que hay una planta que te aportará el beneficio que persigues. Como muestra, hoy dejo aquí, 12 de los principios naturales con ayores propiedades dermocosméticas.

-LOS 12 ACTIVOS NATURALES MÁS UTILIZADOS EN COSMÉTICA NATURAL:
1-ROSA MOSQUETA: sus propiedades reparadoras la convierten en un excelente comodín dentro de la dermocosmética. El aceite esencial contiene un alto nivel de ácidos grasos esenciales, responsables de su beneficiosa acción regeneradora de la piel. Entre sus múltiples propiedades: la hidrata en profundidad y retarda y reduce las arrugas y líneas de expresión. Y también previene las estrías, trata las cicatrices producidas por el acné, mejora la dermatitis, corrige el fotoenvejecimiento y losproblemas cutáneos debido a las radiaciones solares, y es un excelente calmante de las pieles sensibles tras la depilación.
2-ALGA ROJA: extraída de las frías aguas del Atlántico, esta alga, que contiene calcio y magnesio, activa el metabolismo celular de la grasas y estimula la lipólisis, aportando elasticidad y flexibilidad a la piel, por lo que ayuda a reducir la celulitis edematosa y la grasa localizada. Aparte de en crema anticelulíticas, se usa también en centros de estética como envolturas, en tratamientos reafirmantes.
3-LOTO BLANCO: en la medicina tradicional china, el corazón de la flor de loto se recomienda para combatir el insomnio y algunas líneas cosméticas lo incorporan por su acción neurosedante en sprays para usar sobre la almohada, aceites de masaje o en cremas para liberar la piel y mente del estrés. De hecho, activando las betaendorfinas (hormonas de la felicidad), se limitan las contracciones musculares, responsables en parte de las arrugas de expresión.
4-MELISA: las partes activas de la melisa se encuentran en las hojas jóvenes y los brotes. Es un eficaz antiedad multiacción: antiarrugas, antiinflamatorio y antioxidante; aunque, por su agradble perfume, que recuerda al limón, se usa también en aromaterapia, ayudando a combatir el nerviosismo, el decaimiento y la migraña.
5-UVA: las uvas so ricas en polifenoles y flavonoides, lo que las convirte en excelentes antioxidantes para combatir el envejecimiento cutáneo. Muchas marcas cosméticas no solo la tienen en cuenta por sus propiedades antiedad (combaten los radicales libres y estimulan la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico) sino por favorecer la circulación sanguínea. A nivel corporal, el extracto de semillas de uva actúa contra la celulitis al ayudar a restaurar la elasticidad de los tejidos y tener propiedades antiinflamatorias. Las últimas investigaciones en cosmética dermatológica han puesto de relieve el poder rejuvenecedor del resveratrol, polifenol presente en la uva y derivados de esta, como el vino tinto, que activa la sirtuina (la enzima responsable de retrasar el envejecimiento en la piel y aumentar la vitalidad celular).
6-CALÉNDULA: gracias a su propiedades antioxidantes, alisa las arrugas, aunque se utiliza desde hace siglos para cuidar las pieles sensibles, ya que su composición rica en carotenos, ácidos grasos esenciales, ácido silícico y resinas, le confiere propiedades regeneradoras y calmantes. Por eso se usa en líneas de cuidados para bebés e incluso en casos de dermatitis atópica.
7-ACEITE DE OLIVA: es muy apreciado por ser una fuente muy rica en ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel. Además, uno de sus mayores componentes es la vitamina E, un antioxidante natural que ayuda a combatir el envejecimiento de las células. Aparte de su uso facial y corporal, en productos capilares aporta nutrición y brillo.
8-TÉ VERDE: muy rico en polifenoles, que ayudan a luchar contra los radicales libres, es muy usado cuando la planta está en su fase de crecimiento (té blanco), ya que es en los brotes donde se concentran más activos. Su poder estimulante lo ha convertido también en un ingrediente básico en muchas fragancias, geles y lociones.
9-ARGÁN: muuy nutritivo, el aceite extraído de las semillas del arganier, árbol milenario que crece en Marruecos, es también conocido como "oro del desierto". Usado por las marroquíes desde hace muchísimos años para proteger y embellecer su cuerpo y cabello, es idóneo para devolver la suavidad y el bienestar a las pieles secas.
10-ÁLOE VERA: los primeros en utilizar el aloe fueron los egipcios, hace más de 5.000 años, para la curación de heridas y para hidratar, nutrir y regenerar la piel. Las excelentes propiedades del áloe sobre la piel son el resultado de la combinación de sus más de 200 componentes, que se pueden agrupar en enzimas, minerales, aminoácidos, vitaminas (A, B y C), polisacáridos, ácidos y sales orgánicas. Para beneficiarse de esa acción hidratante y regeneradora de los tejidos es muy importante las óptimas condiciones de cultivo de laplanta, garantía de que se mantendrá la concentración de los principio activos.
11-MANZANILLA: también conocida como camomila, posee propiedades hidratantes y descongestivas, dejando la piel calmada, tersa y suave. De hecho, hay muchas lociones limpiadoras, productos infantiles y contorno de ojos que la incluyen porque ayudan a bajar la inflamación. en cuanto al cabello, varias líneas capilares la usan para acentuar los reflejos de ls cabellos rubios y aportar luminosidad.
12-EXTRACTO DE ARROZ: este principio activo ayuda a unificar el tono de la piel y a mitigar las manchas. El uso continuado de cosméticos con este ingrediente ayuda a conseguir una piel más luminosa. Las japonesas pueden dar fe de ello, por eso firmas cosméticas que proceden de este país o se inspiran en él, incluyen este ingrediente en alguna de sus gamas antiedad. Por otro lado, si has oído hablar de tratamientos estéticos blanqueantes con ácido kójico, piensa que su procedencia no es otra que el licor de arroz, el famoso sake.
-LOS ACEITES ESENCIALES: son auténticos concentrados de la naturaleza, sustancias líquidas muy olorosas y sintetizadas de forma natural por las plantas aromáticas, gracias a la energia del sol. Este elixir tan preciado, que se extrae por destilación de las flores, las hojas, las semillas o la piel de los frutos, contiene millones de moléculas activas diferentes, que uniéndose consiguen una acción terapéutica: antioxidante, purificante, energizante, relajante... Al ser altamente concentrados, se recomienda su uso con prudencia.
-Si lo compras 100% puro, la forma más fácil de difundirlo es en la atmósfera. Puedes colocarlo en un cuenco de cristal, en un pañuelo o atomizarlo con spray sobre una almohada.
-En cosmética, muchas cremas ya incluyen en su composición la mezcla de aceites esenciales o extractos de aceites de plantas en diferente proporción. Si no, tú misma puedes añadir a tus cremas una sgotas de estos aceites para potenciar su efecto.