lunes, 14 de noviembre de 2011

¿QUÉ SON LAS "CARNES VEGETALES"?

Hola chicas! Como sabréis, soy una gran defensora de los animales y desde hace tiempo, soy vegetariana. Desde que entré en este nuevo ciclo, he aprendido mucho y una de las cosas que he aprendido es que no necesitamos la carne animal para tener buena salud ya que actualmente podemos encontrar muchos productos vegetales que nos ofrecen las mismas proteinas que la carne y más beneficios. Sé que la mayoría, aún no sabéis mucho sobre esta opcion alimenticia, de modo que he pensado que sería bueno dejaros un post que os ayudara a conocer un poco más este tipo de alimentos. Espero que os resulte de ayuda y dentro de poco seamos más las que optamos por no incorporar la carne animal en nuestra dieta.
Las proteínas son indispensables para el crecimiento y el mantenimiento de nuestras células. Pero no podemos almacenarlas en el cuerpo, así que tenemos que tomarlas de los alimentos. La dieta actual abusa de las de origen animal, pero hoy en día pueden contener antibióticos y hormonas; ambas sustancias forman parte del alimento que reciben los peces que se crían en piscifactorías o los animales que se crían en granjas. Después, parte de esas sustancias pasan a nuestro estómago. También ingerimos las sales, azúcares, potenciadores del sabor y aditivos que añaden a la carne y las aves para procesarlas de forma masiva y transportarlas sin problemas. Por todo ello, resulta aconsejable reducir la ingesta de proteínas animales y combinarlas con otras de tipo vegetal. Las podemos encontrar en la soja o en las algas y en las llamadas "carnes vegetales": tofu, tempeh y seitán. Todas son pobres en grasas saturadas e ideales para la dieta y prevenir enfermedades cardiovasculares.

1-TOFU: Es el cuajo que se obtiene al cortar la leche de soja amarilla, después de eliminar la pulpa y los carbohidratos. Podemos considerarlo un queso de soja, muy rico en proteínas, minerales, vitaminas y grasas no saturadas que ayudan a eliminar los depósitos de colesterol. Tiene un sabor suave, neutro, que absorbe el sabor de los ingredientes que lo acompañan, por lo cual combina bien con alimentos más fuertes y con la salsa de soja. Resulta muy ligero y digestivo. Como el queso, podemos encontrar texturas más o menos cremosas y variedades a las que se le añaden especias o hierbas aromáticas.
-Cómo cocinarlo: el tofu fresco es recomendable para las épocas de primavera y verano, pero no se debe tomar crudo, sino que hay que hervirlo primero. En invierno, se puede preparar como la carne: estofado, al horno, frito...También, añadirlo a caldos o ensaladas. Muy sabrosa y ligera es la combinación de tofu y verduras salteadas al wok.
Es rico en calcio e isoflavonas con efecto regulador de los estrógenos, es un alimento recomendable durante la menopausia. Hay que tener cuidado con mezclar el tofu fresco con frutas o como ingrediente en platos dulces, ya que la combinación podría ser indigesta.

2-SEITÁN: Se elabora a partir del gluten del trigo (la parte donde se hallan casi todas sus proteínas) hervido con salsa de soja y algas kombu, lo cual le aporta gran cantidad de sales minerales. Aunque ha llegado recientemente a nuestros supermercados, en los países orientales se consume desde hace muchisimos años. Es la más parecida a la carne animal por su aspecto, textura, olor, incluso sabor. Tiene un alto contenido en proteínas y resulta muy digestivo y reconstituyente, sobre todo para personas convalecientes, niños y ancianos. Es muy bajo en carbohidratos, por lo que también resulta apto para los diabéticos.
-Cómo cocinarlo: del mismo modo que la carne. Los filetes de seitán se pueden preparar a la plancha o rebozados y son un relleno perfecto para un bocadillo saludable. También podemos añadirlo en trocitos a las sopas, caldos, estofados o brochetas. O hacer una nueva versión de los platos de siempre: canelones, croquetas, albóndigas, lasaña, etc.
A las personas que les gusta mucho la carne y quieren acostumbrarse a consumir menos sin sufrir, les encantará. No es apto para alérgicos al gluten (celiacos) o para aquellas personas que toleren mal el trigo.

3-TEMPEH: Originario de Indonesia, este alimento es otro derivado de la soja amarilla, parcialmente cocinada y fermentada. Rico en proteínas de calidad, libre de grasas saturadas y muy digestivo gracias a las enzimas producidas por la fermentación. Contiene vitaminas del grupo B y B12. Su cultivo produce agentes naturales antibacterianos que actúan como antibióticos contra algunos microorganismos patógenos. Por eso se considera eficaz para tratar dolencias intestinales. También contiene altas dosis de fibra y antioxidantes naturales.
-Cómo cocinarlo: se puede consumir fresco, pero no debe estar en la nevera más de 10-12 días. También podemos hervirlo durante 15 minutos. Después ya está listo para comer o para saltear, freír, hacer a la plancha, añadir a estofados, bocadillos, platos de pasta o verdura.
Es ideal para incluir en la dieta de los niños, ya que la vitamina B12 estimula el crecimiento y mantiene sano el sistema nervioso. El tempeh ya es rico en fibra, por lo que deberíamos vigilar que nuestra dieta no contenga un exceso de ésta si queremos que mantenga sus propiedades beneficiosas para los intestinos.

4-¿QUÉ LLEVAN LAS SALCHICHAS, HAMBURGUESAS O BOCADITOS QUE ENCONTRAMOS EN LOS SUPERMERCADOS?
En los supermercados y ecotiendas podemos encontrar salchichas, hamburguesas, bocaditos o escalopes vegetales. Son productos elaborados a base de tofu mezclado con espinacas, setas, pimentón, zanahorias, especias, etc. Cuando están rebozados, se comen fritos igual que los escalopes de pollo o los nuggets. Las salchichas o hamburguesas se pueden cocinar a la plancha o en el microondas. Estas preparciones aportan más sabor al tofu y le dan un aspecto más atractivo, especialmente para los más jóvenes de la casa. También podemos encontrar múltiples variedades de paté de tofu, más sano que el tradicional de cerdo o de pato. Se elabora con tofu mezclado con aceite de oliva, alcachofas, aceitunas, zanahoria o semillas.