domingo, 18 de septiembre de 2011

COMO RECONOCER TU TIPO DE PIEL

Hola chicas! Hoy he pensado en dejaros un post útil ya que hay muchas mujeres que no saben que tipo de piel tienen y eso no les ayuda mucho a la hora de elegir los productos que le irán mejor. Para que esto ya no les pase más, voy a dejar unas pautas para poder reconocer que tipo de piel es la nuestra. Espero que os sea de utilidad. Besos!
Conocer el tipo de piel que tienes y cuales son sus necesidades, te permitirá aplicar un programa de cuidados que dará a tu rostro un aspecto más saludable y atractivo. Los bebés y los niños tienen una piel tan perfecta, suave, tersa e hidratada, que sólo requiere un simple lavado para que esté fresca y limpia. Sin embargo, a medida que envejecemos, la piel cambia y su cuidado requiere más tiempo y trabajo. Además, con los años también se vuelve más vulnerable a los efectos adversos causados por los cambios hormonales y por el estado emocional. También influyen negativamente factores como el clima, la contaminación y una alimentación inadecuada. Para darle a tu cutis los cuidados que necesita, debes comenzar por saber que tipo de piel tienes. Hay cinco tipos diferentes: normal, grasa, mixta, seca o sensible.

1-PIEL GRASA: este tipo de piel no es exclusiva de los adolescentes: a los 20 y a los 30 años muchas mujeres también tienen este tipo de cutis, que suele presentar poros grandes y mostrar un aspecto brillante, debido a que las glándulas sebáceas, productoras de grasa, tienen una gran actividad. Esto hace que las pieles grasas sean más propensas a la aparición de granitos y espinillas, pero, como contrapartida, esa hidratación extra que hace que envejezcan más lentamente que las de otros tipos. Las pieles de tonos oscuros y cálidos son las más propensas a padecer un exceso de grasa.
-CUIDADOS: la piel grasa atrae más suciedad que otros tipos de piel, pero sólo necesita un tratamiento suave para mantenerla limpia. Las lociones fuertes o la limpieza agresiva pueden estimular las glándulas sebáceas y hacer que la piel se vuelva aún más grasa.
-LIMPIEZA: lo mejor es una loción suave, o bien una leche o un gel limpiador. Los espumosos son excelentes, porque disuelven la grasa.
-TONIFICACIÓN: refréscate la piel con un tónico que contenga alcohol, pero sólo cuando tenga un aspecto muy brillante. Busca la palabra "astringente" en la etiqueta. Los aceites de hamamelis, de árbol de té y de pomelo son tónicos naturales excelentes para las pieles grasas.
-HIDRATACIÓN: utiliza una fórmula de base acuosa para el contorno de los ojos, las mejillas y el cuello, pero no para la nariz, la barbilla o la frente, que son zonas ya de por sí grasas. Busca las palabras "no comedogénico" en la etiqueta, ya que indican que se trata de un producto que no obstruye los poros.
-CONSEJO: aplícate una mascarilla facial de arcilla para eliminar el exceso de grasa y combatir las erupciones.
2-PIEL SENSIBLE: este tipo de piel se irrita con facilidad y es propensa a sufrir picores y a mostrar molestas erupciones. Aunque lo más habitual es que sea seca, es posible que sea mixta o grasa. Suele reaccionar de forma adversa a ciertos cosméticos, que provocan reacciones alérgicas. Las personas con un tono de piel claro y frío suelen tener el cutis sensible.
-CUIDADOS: tienes que tratar tu piel con mucha suavidad y utilizar la menor cantidad posible de productos. Busca fórmulas hipoalergénicas o dermatológicamente probadas que no contengan agentes irritantes, pero ten cuidado y aque incluso estos últimos pueden contener ingredientes perjudiciales para la piel sensible.
-LIMPIEZA: no utilices jabón, ya que puede alterar el equilibrio natural de tu piel e incluso aumentar su sensibilidad. En su lugar, utiliza una crema o una loción limpiadora muy suave.
-TONIFICACIÓN: usa agua templada en vez de fría y evita los tónicos, ya que también pueen irritar tu cutis.
-HIDRATACIÓN: utiliza una crema hipoalergénica suave, preferiblemente que contenga filtro solar.
-CONSEJOS: no utilices nunca un producto nuevo antes de realizar un test. Aplica una gota detrás de la oreja y espera 48 horas para ver si se produce alguna reacción.

3-PIEL SECA: tu piel tiende a secarse a medida que te haces mayor, aunque se puede tener la piel seca ( o una zona seca ocasional) a cualquier edad. Este tipo de piel puede parecer escamosa y fina, y presenta poros muy pequeños. El aire acondicionado, el viento y el sol aumentan la sensación de sequedad. El cutis seco se observa tanto en pieles de tonos fríos como cálidos.
-CUIDADOS: la piel seca necesita tratamientos suaves y estar bien nutrida para mantenerse sana y elástica. Tu objetivo debe ser potenciar la hidratación de la piel para que tenga un aspecto suave y terso.
-LIMPIEZA: utiliza una crema limpiadora, un líquido limpiador muy rico o un jabón hidratante sin perfume.
-TONIFICACIÓN: después de lipiarte el cutis, rocíate el rostro con agua fría para activar la circulación, o utiliza un tónico suave que no contenga alcohol. El agua de rosas es una alternativa natural de efecto calmante.
-HIDRATACIÓN: usa una crema nutritiva enriquecida para el día y para la noche.
-CONSEJOS: bebe abundante agua (unos 2,5 litros al día) para mantener el grado de hidratación de la piel e incluye en tu alimentación muchas verduras y frutas frescas para nutrirla. 

4-PIEL NORMAL: si tienes este tipo de piel puedes considerarte afortunada ya que tienes una piel equilibrada (ni grasa ni seca), fina, suave y con poros casi invisibles. Pocas veces te salen granos o espinillas, y tampoco sueles sufrir reacciones alérgicas a los productos cosméticos. Será más probable que tengas el tipo de cutis normal si el tono de tu piel es cálido medio o frío medio.
-CUIDADOS: el reto que pkantea una piel normal es el de mantenerla en ese estado el mayor tiempo posible, conservando su equilibrio natural de aceites y humedad.
-LIMPIEZA: utiliza para el lavado facial un producto de PH equilibrado o una leche limpiadora y enjuágate bien para asegurarte de que la piel quede perfectamente limpia.
-TONIFICACIÓN: utiliza el agua de rosas o un tónico refrescante para revitalizar la piel; evita los tónicos astringentes o los que contengan alcohol.
-HIDRATACIÓN: protege tu piel y mantén los niveles de hidratación con un producto hidratante de densidad ligera o media y aplícate un gel en el contorno de los ojos.
-CONSEJOS: utiliza un producto altamente hidratante los días en los que tu piel necesite una mayor protección, por ejemplo durante el invierno, cuando es posible que se reseque.

5-PIEL MIXTA: este tipo de piel presenta zonas grasas y zonas normales; generalmente la de las mejillas es normal, mientras que la de la nariz, barbilla y frente es grasa. A causa de su forma , este área se denomina zona "T". Las mujeres con un tipo de piel cálido o frío pueden tener el cutis mixto.
-CUIDADOS: es recomendable tratar cada área del rostro de la forma más adecuada, ya que, por ejemplo, los productos idóneos para la nariz grasa pueden resultar demasiado agresivos para la piel fina de las mejillas.
-LIMPIEZA: utiliza un gel o una leche limpiadora para la zona T, y una crema para las mejillas y el cuello.
-TONIFICACIÓN: usa un tónico astringente o un producto natural, como loción de hamamelis, para la zona T, y agua corriente o agua de rosas para las otras áreas.
-HIDRATACIÓN: para una correcta hidratación del cuello, de las mejillas y de la frente, debes emplear un producto con una fórmula ligera y no grasa, que contenga filtro solar. Asegúrate de que sea "no comedogénico". No es necesario hidratar la barbilla y la nariz pues estas áreas producen suficientes aceites naturales.
-CONSEJOS: utiliza un minimizador de poros para la zona T, con objeto de unificar el aspecto de la piel. No estropees una piel mixta limpiándola o hidratándola excesivamente.