viernes, 25 de febrero de 2011

CUIDADOS DEL ROSTRO: PIEL PERFECTA

Hay tres pasos imprescindibles de belleza que tenemos que llevar a cabo para poder lucir una piel bonita y sin imperfecciones. Estos pasos son: exfoliar, limpiar e hidratar. Sólo necesitamos 5 minutos par conseguir una piel perfecta.



1-EXFOLIACIÓN: es un gesto que te da recompensas inmediatas ya que al retirar las células muertas de la piel, ésta se ve más fina, luminosa y con las líneas de expresión más atenuadas.
-Método: para exfoliar hay que humedecer el rostro y aplicar la crema exfoliante facial con un masaje circular, siempre evitando la zona del contorno de ojos. Tienes que frotar suavemente, insistiendo en la zona "T", frente, nariz y barbilla.
-Cada cuanto: podemos hacerlo cada 3 días como máximo, aunque lo mejor es hacerlo una vez a la semana, o cada 15 días si tienes la piel seca.

2-LIMPIEZA: aunque no nos maquillemos, debemos limpiar igual nuestra piel ya que a lo largo del día va acumulando grasita y restos de suciedad debidos a la contaminación, el polvo, etc.
-Limpiadora: este producto debe elegirse dependiendo de tu tipo de piel. Si la tienes grasa o mixta, opta por una espuma o gel con ingredientes purificantes. Si tu piel es seca, opta por una leche, una crema o un aceite desmaquillador enriquecidos con ingredientes hidratantes. Si tu piel es sensible, usa un producto sin perfumes, conservantes ni agentes limpiadores irritantes.
-Tónico: su función es doble, por un lado, retirar los retos de la limpiadora y por otro, cerrar los poros de la piel. Si tienes la piel seca usa un tónico suavizante y calmante. si es grasa, uno astringente, y si es normal o mixta, uno revitalizante. Si tu cutis es sensible opta por el uso de agua termal de efecto calmante.
-Cada cuanto: ambos productos deben usarse dos veces al día. Por la mañana para eliminar las células muertas y el exceso de grasa acumulada durante la noche; y antes de acostarnos, para retirar los restos de maquillaje y de suciedad.


3-HIDRATACIÓN: si la piel esta limpia, será más receptiva a los cuidados hidratantes y a las mascarillas.
-Su función: la crema hidratante, además de proteger la piel de las agresiones externas, también le aporta los elementos necesarios para prevenir la deshidratación. Da igual el tipo de piel que tengas ya que todas las pieles necesitan hidratarse. Si tu piel es seca o madura, opta por cremas nutritivas con texturas untuosas. Si tu piel es grasa o mixta, elige cremas ligeras de textura fluida.
-Cada cuanto: al igual que la limpiadora y el tónico, tienes que aplicarla dos veces al día, siempre después del tónico. A partir de los 30 años, añade a esta rutina, el uso de un contorno de ojos y una crema especifica para la noche.
-Mascarillas: de vez en cuando nuestra piel agradece un tratamiento intensivo que la mime y la deje como nueva, así que es una buena opción, aplicarte una mascarilla hidratante una vez por semana.


4-DUDAS:
-Si tienes acné debes limpiar tu piel a diario con un desmaquillador de textura gel o espuma. La mejor opción es que tenga una formula enriquecida con activos seborreguladores y antibacterianos y que sea respetuosa con la piel para evitar el efecto rebote.
-Evita lavarte la cara con jabón de manos ya que al no estar diseñado para el cuidado del rostro, puede alterar el manto hidrolipidico del cutis y favorecer la deshidratación.
-Las toallitas limpiadoras son fáciles de usar y muy prácticas pero es mejor que las uses de forma ocasional porque llevan menos elementos limpiadores y tienes que frotar más la piel para que quede limpia.